La muerte de Gwen Stacy
Agradecemos a ShadowCat por haber mandado esta información.

La muerte de Gwen Stacy
Termina la época de plata de los comics

La muerte de Gwen Stacy, la novia de Peter durante la primera época del comic, es por votación, la historia más popular entre los fans mexicanos y de otros países que visitan esta página. No es casual: constituye un punto de inflexión en la vida de todos los personajes y sus repercusiones llegan incluso a los números actuales de la revista. Para todos los que votaron por esta como su historia favorita, presentamos un pequeño resumen y algunas reflexiones sobre este evento.


Los lectores de la época de plata de los comics (que para muchos empieza con la publicación de Fantastic Four #1 en 1961) vieron con el tiempo cómo los grandes arquitectos de la revolución de Marvel, Jack Kirby, Steve Ditko y hasta el mismo Stan Lee fueron cada uno moviéndose hacia nuevos proyectos, pero los personajes que crearon siguieron adelante, confiados a las plumas y lápices de una nueva generación de escritores y artistas. Entre más cambiaban las cosas, más seguían siendo como antes.

El año de 1973 demostró que esto no era cierto. Fue la prueba de que la "época de plata" había muerto, que había una nueva generación a cargo de Marvel; una nueva década estaba ya en marcha y los comics se dirigían por otros caminos más oscuros. Kurt Busiek y Alex Ross, escritor y dibujante respectivamente de la miniserie Marvels, señalaron el evento que tuvo lugar en 1973 como el fin de una era de inocencia en el género de los comics de super héroes. Fue el año que Gwen Stacy murió.


Sucedió en Amazing Spider Man #121 (en México, en El Asombroso Hombre Araña # y sucesivas reimpresiones) en una historia escrita por Gerry Conway y dibujada por Gil Kane. Norman Osborn, afectado por los problemas de drogadicción de su hijo, había caído nuevamente en su personalidad alterna, la del Duende Verde original, que además sabía la identidad secreta del Hombre Araña. Como el duende, capturó a la novia de Peter Parker, Gwen, y la llevó a la cima de uno de los puentes más famosos de Nueva York (algunos dicen que es el puente Brooklyn; otros que es el puente Washington).


Ante los ojos del Hombre Araña, que hacía su llegada, el duende empujó a Gwen del puente. El arácnido estirándose al máximo, atrapó a la chica con telaraña - junto con el fuerte ruido de algo que se rompe. Y la encontró muerta.


Aquí hay otro motivo de controversia. Sí, claramente el Duende Verde tuvo la responsabilidad de la muerte de Gwen, y el script de Conway aclara que fue "el shock de la caída" lo que mató a Gwen Stacy. Pero también es posible creer, como se sugiere en la serie Marvels, que el ruido de algo que se rompe no fue producido por la telaraña al atraparla. ¿Puede ser que el haber detenido repentinamente la caída haya roto su cuello? ¿Puede ser que Spider Man provocara su muerte sin querer?


De cualquier forma, el Araña se sintió destrozado por el dolor y la sensación de culpa, habiendo perdido a la primera mujer que verdaderamente amó. Se culpó a sí mismo por no haber podido salvarla y por haberla puesto en peligro en primer lugar, dado que el duende la mató para vengarse de él. El episodio termina con el Hombre Araña jurando venganza, y efectivamente, en el siguiente capítulo derrota al duende en furioso combate. Pero el Araña no le quita la vida. Eso queda en manos del destino: el deslizador del Duende Verde, dañado durante la batalla, se le clava en el pecho y lo deja muerto (aparentemente).


La muerte de Gwen trajo más repercusiones. Conway reveló más tarde que el profesor de biología de Peter, Miles Warren, se había obsesionado con Gwen, y al saber su muerte, creó duplicados genéticos de ella y de Parker. Ello daría pie a una historia que con altibajos exploraría la saga de los clones.

Quizá el resultado más importante de la muerte de Gwendolyn Stacy, sin embargo, haya sido crear un cambio de actitud en las historias de Marvel. La muerte era parte de una tradición iniciada por Stan Lee. Otros personajes importantes habían muerto en la época de plata, el mismo padre de la chica y tío de Peter, incluso. Pero esta vez fue diferente. Era la novia de la estrella principal. Su muerte fue como si DC hubiera matado a Luisa Lane en Superman.

Son cosas que se supone no debían pasar en los cuentos: no importa qué tanto peligro pasara la muchacha, el héroe siempre la rescataba. Ahora, el final feliz no estaba garantizado. El tono de las historias (no sólo de Marvel, sino de todas las compañías) no cambió de la noche a la mañana, pero el género del comic inició su camino hacia un mundo más oscuro y más peligroso.

Portadas Originales



Regresa
Marvel   La creacion y mantenimiento de esta pagina es realizada por Juan Tello ¡GRACIAS POR VISITARLA!...
  Spider-Man y todos los elementos e imágenes asociados a él que aparecen en esta web son derechos de Marvel, la utilización de estos elementos e imágenes tienen propósitos informativos y sin afán de lucro.
  Esta opción se ha cargado 58,548 veces.
Visitante 14056371405637